fbpx
  • octubre 20, 2020

    Lecciones de marketing que aprendimos de “Emily in Paris”

    Cuando se trata de cautivar al público, Netflix definitivamente sabe cómo hacerlo. No es de extrañar que así lo haya hecho en su nueva serie “Emily in Paris”. 

    Si aún no la has visto, en esta historia la actriz Lily Collins, interpreta a una estadounidense que viaja a París para trabajar en la prestigiosa agencia de marketing francesa Savoir, que se especializa en marcas de lujo. Más allá de los típicos clichés franceses y una tragicomedia para millennials, este programa hizo algo bien: resaltar la importancia de una buena estrategia publicitaria. 

    Aquí algunas de las lecciones de marketing que aprendimos:

    Las marcas no deberían de ignorar los movimientos sociales

    Emily participa en su primera producción de video para la empresa de perfumes Maison Lavaux, donde aparece una modelo desnuda caminando por las calles de París utilizando nada más que su perfume, recibiendo así miradas aprobatorias de filas enteras de hombres. 

    Emily, horrorizada, advierte que es una campaña sexista y que además podría ser foco de críticas por movimientos sociales como el #MeToo. Aunque el cliente se muestra un tanto escéptico, ya que considera que en Francia esto sería algo sexy, deciden publicar la campaña en Twitter con una encuesta: “Sexista o Sexy”. De esta forma le dan vuelta a la intención de la campaña siendo sensibles ante un tema político. 

    Es una gran idea para las marcas generar una conversación con su comunidad sobre movimientos políticos, ya que las personas esperan que ellos tomen alguna postura sobre este tipo de ideologías y así conocer su opinión de vez en cuando.

    Cortesía de Netflix

    Involucra a tu audiencia iniciando una conversación

    La creación de contenido debe hacerse con el objetivo de generar confianza, interés e interacción. Al exponer un dilema como el de la campaña “Sexista o Sexy” ante el público, se empodera a las personas de tal forma que se construye una mejor relación con ellos. 

    En palabras de Emily: “Deja que el mundo decida y hazlos parte de tu campaña”. Esto genera mayor conversación e impacto que la comunicación tradicional unidireccional. 

    Cortesía de Netflix

    Sé sensible en tus campañas

    Tener una perspectiva fresca y actualizada ayuda a que tu comunicación no esté fuera de tono, de esta manera podrás generar más confianza en tu público. La primer tarea de Emily en Savoir consiste en trabajar una campaña para una marca de supositorios vaginales para mujeres mayores. Al hacer la traducción del inglés al francés, Emily descubre que en Francia, la palabra vagina es masculino. Se le dice “le vagin”. 

    Ella publica en redes sociales una foto del producto con el texto “La vagina no es masculina”, lo cual genera conversación entre la audiencia y un mayor alcance, captando así la atención de importantes figuras francesas famosas que coinciden con esta forma de pensamiento. De esta manera se crea mayor publicidad, compartiendo este tipo de contenido.

    Cuidado con el tema de Influencers

    No hay duda de la visibilidad que puede conseguir una marca a través de influencers. Sin embargo, deben de ser conscientes de que el engage a largo plazo y la construcción de una comunidad se logra a través de estrategias de marketing bien fundamentadas. 

    Cuando Emily asiste a un evento de influencers para una importante marca de cosméticos, a diferencia de los demás participantes que sólo publicaban selfies y se promocionaban a ellos mismos, ella crea contenido auténtico y relevante para la marca, utilizando como inspiración su propia experiencia como una verdadera fan. Esto genera mucho más valor para el público que un simple contenido genérico y sin fondo.

    Cortesía: Netflix

    Cortesía de Netflix

    Debes estar al alcance de tu consumidor 

    Emily hace un gran trabajo al cambiar la perspectiva del prestigioso diseñador Pierre Cadeau, que diseñaba exclusivamente para personas de alto poder adquisitivo. La realidad es que, como Emily afirma, independientemente de un alto costo, muchas personas aspiran a tener productos de lujo. Aún y que sea un objeto que podría parecer ringardé (básico) para importantes firmas de diseño -como lo es un dije para bolsas- probablemente un veinteañero sea lo único que podría comprarles. 

    Las marcas de lujo pueden producir algunos productos de menor precio que estén al alcance de sus consumidores para prosperar.

    Cortesía de Netflix

    No olvides que esta es una simple ficción, ya que en ella vimos algunas situaciones bastante irreales. Como el tener un puesto tan bien pagado a tan corta edad. Mostrar una forma muy vaga de generar estrategias de marketing exitosas, que además no reflejan la realidad dentro del mundo publicitario, sin mencionar la mala fama que le da a los franceses. Aunque de todas formas, podemos aprender de lo positivo y nos quedamos con todo lo que nos gustó de esta serie. Au revoir!

     

    Samantha Arredondo

    La Comitiva 

  • julio 24, 2018

    Lecciones de marketing que debemos aprender de Luis Miguel, La Serie.

    Mucho ha dado de qué hablar la serie de Luis Miguel y con el final de suspenso y nostalgia, nos ha dejado con dudas y emociones encontradas. Pero ¿qué lecciones de marketing nos ha traído el más reciente hit de ‘El Sol’ de México?

    Continue Reading

  • julio 4, 2018

    La jugada perfecta de Netflix

    Inspirado en la famosa cadena de videoclub Blockbuster, Netflix comenzó como un alquiler de DVDs, pero con el paso de los años, se convirtió en el líder mundial del streaming. Netflix, inició operaciones en el año 1997 y no fue hasta el año 2003 que registró sus primeras ganancias por millones de dólares.

    Continue Reading